Manual del Perfecto Bastardo: Capítulo 1

HOY: INTRODUCCIÓN AL POLONIO 210

¿Está cansado de tener que soportar al típico espía ruso tocapelotas que quiere meter las narices en sus asuntos? ¿Siente usted un odio especial por alguna hinchada de un determinado equipo de fútbol? ¿Quiere usted vengarse de alguien y desea hacerlo de una manera original y moderna? Pues no se preocupe, porque hoy, en el Manual del Perfecto Bastardo (Patente en Trámite) le enseñaremos a envenenar a la gente con el producto de moda: el Polonio 210.

¿Que necesita?

  • Un odenador con acceso a Internete.
  • Un millón de dólares.
  • Un bote con tapadera para guardar el Polonio 210*

¿Como?

– En primer lugar, como es lógico, necesita aprovisionarse de la susodicha sustancia radiactiva. La opción más favorable es comprarlo via Internet en http://www.unitednuclear.com/, una página web que se dedica a vender muestras de materiales radiactivos y derivados. Será necesario que compremos suficente cantidad para que sea tóxica, o de lo contrario no surtirá el efecto deseado. El precio mínimo para poder envenenar a alguien es de un millón de dólares, pero puede rascarse un poco el bolsillo y comprar más. Recuerde, cuanto mayor sea la cantidad adquirida, mayor número de indeseables sucumbirán a su venganza.

– Ahora toca esperar. Una de las ventajas de pedir Polonio 210 por Internet es que por fin podremos vengarnos de ese maldito cartero que nos trae los paquetes a casa y que tan mal nos cae. Una vez reciba las muestras, júntelas todas con cuidado en el bote con tapa y disuélvalo en agua (para poder pasar los controles en el aeropuerto). Cierre bien el bote.

– Ahora ya puede pasear por ahí su flamante bote radiactivo, dejando huella por allá por donde pase. Puede usarlo para envenenar a ese profesor cabrón que nos supendió cuatro veces el exámen mezclando el Polonio con su cerveza, o bien puede llevarselo al fútbol y compartir sus isótopos entre esos simpáticos hinchas con la cabeza rapada y banderas con extraños pajarracos enmedio. Eso queda a su gusto.

Y ya está. Confiamos en que haya disfrutado de este primer capítulo y esperamos verle en los siguientes. Hasta la vista!

* Alternativamente puede meterlo en un bocadillo, que es más manejable y levantará menos sospechas.

Anuncios

3 Respuestas a “Manual del Perfecto Bastardo: Capítulo 1

  1. Espero con impaciencia la próxima entrega de este práctico manual :D

  2. Muy práctico si señor. Tal vez lo use para acabar con la agonia de mi profesora de Materiales de Construcción. Porque la agonia la tiene ella, de no aprovarme, no yo, de no aprovar. Porque sabe que se interpone en mi camino y yo huelo su miedo.
    Y esto es verídico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s