Arte steampunk

El steampunk, para el que no lo sepa, es algo así como el cyberpunk pero con estética victoriana. Todo un subgénero de la ciencia ficción cuya invención se remonta al mismísimo Julio Verne y que tiene su máximo representante en los cómics de Alan Moore (From Hell, League of Extraordinary Gentlemen…). Para saber más, ahí va un enlace a la Wikipedia.

El caso es que, como todo buen subgénero que se precie, tiene su legión de frikis seguidores, algunos de ellos tan atrapaos excéntricos que se han dedicado a construir todo tipo de artilugios con esta estética. Y los resultados son, cuanto menos, espectaculares.

En primer lugar encontramos Steampunk Workshop, una página web de un par de tipos americanos que han creado cosas tán esperpénticamente bonitas como esta:

Ordenador Steampunk

Sí, es un ordenador, y sí, funciona. En la susodicha web te explican como convertir la pantalla y el teclado para que se quede como en la imágen. Servidor ignora la comodidad del aparatito de marras, pero lo que tiene claro es que no se va a gastar 200 euros en una pantalla LCD para que, con toda seguridad, acabe en el cubo de la basura (sí, ya se que las pantallas LCD tienen mercurio y no se deben tirar a la basura, pero como soy un ogro malo lo haré. Y si algún hippy comeflores acariciagatos tiene algo que objetar, puede venir a decírmelo en persona al oscuro callejón que hay bajo mi casa entre las dos y las tres de la madrugada. Sin compañía, por supuesto).

El único inconveniente que le veo al trasto ese es que no lleva ratón (aunque el autor afirma que, como Aznar, están trabajando en ello). Para solucionar este posible inconveniente, otro friki ha diseñado lo que sin duda es la antítesis de lo que debe ser un ratón; esto:

¿Ratón?

Intención no le falta al chico,desde luego.

Otro ordenador steampunk (esta vez con bola de desplazamiento integrada) es el que se ha currado un chino (supongo que es un chino) que se aburría mucho, por lo visto.

Ya más relacionado con el arte son estas lámparas de “diseño” que sin duda ayudarán a espantar a todas esas visitas tan indeseables y os proporcionarán la tan ansiada soledad que necesitáis para divagar sobre cuestiones transcendentales.

Otra cosa bien distinta es esta guitarra, con la que uno podría convertirse en el rey del escenario aunque sea tocando Smoke on the Water.

Y así, un centenar de cosas: desde gafas hasta relojes, pasando por mesas de dj y pistolas laser (¡¡!!). Para que vean.

Más arte steampunk: Boing Boing.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s